viernes, 11 de octubre de 2013

Cars y el significado de la felicidad

Foto por V_Dean
Debido al reciente lanzamiento de la película "Aviones", decidí volver a ver "Cars" (2006) en la compañía de mi esposa y mis hijos. Esta película me generó unas reflexiones que quisiera compartir con ustedes acerca de la felicidad y los problemas. Quizás para muchos les pueda parecer ridículo tratar de aprender lecciones de vida de películas animadas o de experiencias consideradas superficiales que tienen por objeto el mero entretenimiento; pero les recomiendo tratar de aprender algo de todo, por lo menos por el mero ejercicio creativo.


Iniciando por la conclusión, la felicidad no es una meta específica sino una forma de viajar. Todos, sin importar nuestro origen, cultura, religión, creencias políticas o equipo de fútbol preferido, buscamos ser felices de alguna manera. La felicidad puede ser basada en la autosatisfacción, pero también se puede generar por la felicidad de otros, como sucede cuando hallamos felicidad con nuestra familia y amigos. Sin embargo, la felicidad es el ideal más subjetivo que existe y lo que te hace feliz a ti no necesariamente alegre al resto del mundo. Sin embargo; no debes olvidar que por la misma subjetividad de tu felicidad no puedes esperar medir la de otros con tus condiciones ni aceptar que otros midan la tuya por lo que los hace felices a ellos.

Ahora, ¿qué tiene que ver toda esta reflexión con la solución de problemas?, es simple; cualquier cosa que obstaculice mantener tu nivel de felicidad, será para ti un problema; pero eso no quiere decir que lo sea para otros. Esto es importante también cuando analizas los problemas de otros; la empatía es importante siempre en estos casos.

También es vital para tus procesos de solución de problemas que mantengas el ideal de felicidad presente para poder analizar las situaciones con cabeza fría y aprender a diferenciar tus problemas de los de otros o de entes externos, llamense empresa, universidad, etc. No necesariamente la presencia de un problema te va a quitar tu felicidad; pero si lo va a hacer el hecho de no tratar al menos de buscar una solución. No te tomes todo de manera personal innecesariamente. Quizás tu nivel de responsabilidad te lleve a dedicarte en extremo a generar ideas o buscar soluciones, pero no debes confundir trabajo duro con infelicidad. Al fin y al cabo vivimos y trabajamos resolviendo problemas diariamente y si no aceptamos este hecho, la infelicidad sí se puede hacer presente más a menudo de lo que deseamos.

Si la felicidad esta en la forma de viajar y siempre encontraremos problemas, ¿cómo es que vamos a ser felices? la respuesta es más simple de decir que de aceptar y es buscando alegría en la solución de los obstáculos y en la cercanía de las metas que tengamos. No olvides que cada problema resuelto es una lección aprendida, que hará que más adelante no debas preocuparte en exceso por ello, ya que afortunadamente al existir un volumen de problemas constante, también existen casos repetidos, donde el mismo proceso lleva al mismo exitoso resultado. Adicional a lo anterior la reconfortante sensación de logro solo se hace presente cuando alcanzas algo con tus acciones; superas un obstáculo, logras una meta etc. pero desafortunadamente los problemas siempre son parte del proceso.

En la película Cars, el Rayo MacQueen, quien mantiene una vida acelerada y agitada, enfocada únicamente en las victorias sin problemas; se pierde en un lugar que se mueve a una velocidad mas lenta a la que está acostumbrado. En Radiador Springs los habitantes son felices de una manera muy diferente a la que el protagonista tiene en mente. El salir de la vía rápida y enfrentar los problemas, ayuda a MacQueen a encontrar el verdadero valor de las cosas y a disfrutar más de las experiencias que de los triunfos fugaces; pero la vez aprende a definir sus verdaderas metas y a encontrar la felicidad donde realmente está. ¿Cuántas veces has sentido que si no logras algo, serás muy infeliz?. Generalmente la euforia de esas metas que anhelamos tanto se desvanece cuando las alcanzamos y volvemos al mismo nivel de felicidad e inconformismo que teníamos antes de lograr lo que queríamos tanto. Científicamente está demostrado que los seres humanos tendemos a sobrevalorar las experiencias placenteras, aquellas que consideramos que nos dan más felicidad; pero al final, nuestra misma naturaleza nos muestra que las cosas no eran como pensábamos y seguimos buscando más.

Solo quiero dejar al final que si aprendes a buscar tu verdadera felicidad, más allá de los problemas que se te presenten en tu día a día y a separar los problemas generales de los trascendentales, podrás notar facilidad para encontrar soluciones o al menos para generar ideas y estrategias. Define lo que realmente te hace feliz, búscalo y construye experiencias basadas en esto; rodeate de personas valiosas que contribuyan a tu felicidad y contágialos de ella. Los problemas siempre estarán allí y contar con un buen equipo a tu lado, valorándolo y apoyándose mutuamente hará cualquier problema más manejable y ayudará a convertir la felicidad en un viaje placentero y no en un lugar a donde llegar.

Les dejo este excelente video de Dan Gilbert ¿Por qué somos felices? para que conozcan un poco de la ciencia de la felicidad.


Si te gustó, compártelo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario