sábado, 10 de septiembre de 2011

Aunque siempre se ha hecho igual, ¡Puede mejorarse!

Foto por Tome213
Siempre que busques una idea, te enfrentarás al reto de dudar de lo que es considerado normal. La ilusión de la rutina, lo tradicional y el conformismo, nos nublan la mente. La costumbre nos evita poder ver las cosas de manera diferente y poder así encontrar el elemento excepcional que nos lleva a una idea. Si buscas una idea de negocio, la inspiración artística o la solución a un problema, debes liberarte del conformismo para poder ver las posibilidades.
El pensamiento positivo es básico para la creatividad. Debes confiar en que vas a encontrar tu idea para poder llegar a ella. La confianza en tu creatividad debe darte la fuerza necesaria para creer que a pesar de lo que ves o de lo que te dicen (¡y a veces te juran!), hay una forma diferente de hacer las cosas. Muchas veces vemos ejemplos de ideas radicales que para muchos debió ser, en sus inicios, como reinventar la rueda, pero que la historia demuestra lo contrario. A veces la diferencia entre loco y genio, está determinada por el éxito de sus ideas. Por ejemplo, Google nació en 1997 una época en la que buscadores como Yahoo! (1995), Lycos (1994), Excite (1994) y Altavista (1995) ya tenían fuerte presencia en  internet. Creo que en algún momento alguien les pudo haber dicho a Larry Page y Sergey Brin -¿Otro buscador?-; sin embargo, fundaron Google, que hoy es el gigante de internet que todos conocemos. Facebook nació en el 2004 cuando ya existían desde el 2003 redes como MySpace y LinkedIn y  ya saben los resultados.
Para aprender a liberarte de la normalidad, debes acostumbrarte a romper con la rutina diariamente. Debes retar tu mente con actividades creativas regularmente; si quieres leer, lee; si quieres jugar, juega; si quieres escribir, escribe; si quieres cocinar, cocina; en fin, has cosas que exijan a tu mente salir de la rutina en la que te puede envolver tu vida personal o laboral.
Lee, cada día, algo que nadie más esté leyendo. Piensa, cada día, algo que nadie más esté pensando. Haz, cada día, algo que nadie más sería tan tonto como para hacer. Es malo para la mente ser siempre parte de la unanimidad. Christopher Morley
Por ejemplo, para mi, este blog es uno de mis ejercicios. Me obliga a buscar ideas para escribir, a documentarlas y a escribir los textos como tal. Sin embargo, ni los temas sobre los que escribo, ni el proceso de escritura hacen parte de mi vida laboral. Si te enfrentas a un problema, o buscas una idea para algo, comienza por pensar si puedes cambiar esas partes que son consideradas normales y que siempre se han  hecho o usado de una manera determinada. Confía siempre en que todo se puede mejorar a través de  las ideas.

Si te gustó, compártelo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario