lunes, 5 de septiembre de 2011

A problemas complejos, soluciones simples. ¡Es posible!

Imagen Cobrasoft
Cuando estamos dando solución a problemas o buscando ideas, tenemos la tendencia a pensar que lo que estamos buscando es igual o más complejo que el reto que enfrentamos. Sin embargo son muchos los ejemplos en los que una idea simple ha generado enormes cambios. Leía en alguna parte que las ideas geniales muchas veces se reconocen porque cuando nos las cuentan, pensamos ¿Por qué no se me ocurrió antes?
Muchos habrán escuchado sobre la idea que permitió a AlkaSeltzer duplicar sus ventas, pero para aquellos que no, les doy un breve resumen. En los 60's Alka Seltzer necesitaba aumentar sus ventas y alguien simplemente sugirió que en la publicidad mostraran a los consumidores que debían tomar dos tabletas en lugar de una. Desde ese entonces toda la publicidad mostro dos tabletas cayendo en un vaso de agua, en lugar de una y Alka Seltzer presentó un incremento considerable en las ventas. Alguien más me contaba algo similar con el incremento en ventas de un talco para pies y la solución fue hacerle más hoyos al tarro o hacérselos un poco más grandes.
Cualquier tonto inteligente puede hacer las cosas más grandes, más complejas y más violentas. Se requiere el toque de un genio -y mucho valor- para moverse en la dirección opuesta. Albert Einstein
A veces creemos que la creatividad siempre va a producir ideas complejas y que los toques de genialidad siempre tendrán fórmulas incomprensibles para todos, excepto para quien llegó a ellas; pero en ninguna parte está escrito que la solución un problema complejo sea una idea 
igual de compleja.
Por esto te recomiendo que cuando estés buscando una idea o la solución a un problema, no descartes nunca las opciones más obvias; porque pueden ser las más geniales. Ahora, ¿cómo se detecta lo obvio?, puede sonar a una pregunta idiota, pero a veces las cosas simples son casi invisibles para nosotros.
Lo obvio casi siempre es simple -tan simple- que muchas veces, una generación entera de hombres y mujeres mira hacia él, sin verlo.Cuando una idea intenta ser despierta, ingeniosa o complicada,deberíamos desconfiar. Probablemente no es obvia. Robert Updegraf.
La frase anterior la extraje del libro Adams Obvio, escrito por Robert Updegraf, el cual recomiendo ampliamente leer. Es un libro corto y te ayudará a reforzar mi punto con este post.

Si te gustó, compártelo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario