miércoles, 24 de abril de 2013

¿Debes generar ideas? ¡Busca tu elemento!

Foto por Spanishale
Todos hemos tenido momentos en los cuales nos exigen la generación de ideas para solucionar algún problema o simplemente queremos resolver un reto personal. A veces las ideas nos fluyen y a veces simplemente nos quedamos estancados, mirando al vacío, con una hoja en blanco en nuestras manos, un lápiz sobre la mesa y nuestra mente trabajando en quien sabe qué. ¿Qué puede diferenciar esos momentos de fluidez creativa de aquellos en los que parecemos piedras tiradas en un prado? Te voy a dar algunas ideas.
Cada persona es diferente y esto afecta no solo la forma como te relacionas con el mundo que te rodea, sino la forma en como enfrentas tu día a día. Tus gustos personales siempre van a influir, a veces de manera inconsciente, para inclinar la balanza de tus decisiones a tu favor y aunque a veces puedes contar con momentos de lucidez y frialdad mental, en los que pones otros elementos por encima de tus preferencias, las emociones controlan mucha parte de tu vida.
Cuando deseas iniciar un proceso creativo, es necesario sacar a relucir tu autoconocimiento y entender que requieres de ciertas condiciones que facilitan que tu mente realice este valioso proceso con los mejores resultados posibles. A pesar de que la foto de este post, es una imagen de meditación, esta no es necesariamente la condición en que todos podemos ser creativos. La relajación y la creatividad para mi no necesariamente van de la mano, ya que por ejemplo en mi caso, me relajo más haciendo que meditando. Pero como te digo, para cada quien es diferente y eso debes entenderlo.
Es bueno que tengas en cuenta cuando tengas esos momentos de inspiración, las condiciones en las que se relacionan; la creatividad y la innovación, están muy vinculadas con la pasión con la que hacemos las cosas y este sentimiento puede ser generado por la combinación de muchas variables. Cuando hablo de que debes hallar tu elemento, me refiero a que debes identificar esas condiciones que hacen que tu actitud hacia tus retos mejoren, generalmente te hallas en tu elemento cuando pierdes la noción del tiempo, tu ánimo es particularmente bueno, tu actitud es positiva hacia lo que estás haciendo y generalmente no quieres parar. Algunas actividades que pueden hacer que encuentres tu elemento pueden ser:
  • Escuchar música: A todos puede no gustarnos la misma música; en mi caso me gusta el rock y los clásicos de  los 80 y 90 cuando trabajo; pero si requiero algún impulso especial recurro a algo más pesado como Rammstein. Como te digo, son gustos de cada quien; si Mozart es para tí, estará bien; lo importante es que sea algo que te ayude a enfocarte mejor en lo que haces y te de energía para seguir.
  • Estar en silencio: Es muy difícil, pero a veces es bueno disfrutar del silencio para escuchar nuestros pensamientos y analizar de una manera más personal el reto enfrentado.
  • Leer algo interesante: A veces leer un pequeño artículo antes de iniciar a trabajar en algo nos puede mejorar la actitud creativa y darnos ideas para enfrentar los retos. A mi  me gustan mucho los artículos de HBR y los de los blogs que tengo enlazados a este blog..
  • Ver imágenes o videos creativos o interesante: Aprender a apreciar la creatividad de otros es muy importante para comprender la capacidad humana y convencerte de que tu también podrías hacer cosas impresionantes en tu campo de saber, si te lo propones. Además un poco de humor de un video de youtube siempre es bueno. Me gustan muchos los videos interesantes de TED y te los recomiendo enormemente y con las imágenes, encuento mucho que ver en Inspiration Feed
  • Escribir: Al terminar de escribir este artículo puede que tenga más ideas que las que tenía antes de empezar o que no se me ocurra ninguna, pero la sensación de un trabajo finalizado, fruto de tu creatividad, de verdad que mejora tu actitud. Cuando escribes, haces que tu cerebro enlace ideas, genere conclusiones y las estructure correctamente para poder llegar a tus lectores; así que ya sea un blog, un texto para tu trabajo o un correo, escribe si ese es tu elemento.
  • Dibujar: A veces el ilustrar de alguna manera el concepto, la idea o el problema que estás tratando de solucionar puede ayudar a tu mente a ponerse en condiciones de encontrar lo que buscas. No necesariamente estoy hablando de dibujos artísticos o caricaturas, los mapas mentales, los conceptiales y cualquier otra técnica para representar ideas es adecuada.
  • Comer y beber algo: A veces comer y beber algo liviano te puede inspirar; pero debes comer poco, ya que el proceso digestivo consume gran parte de tu energía dejando al cerebro en desventaja. Son muchas las ideas que me surgen tomándome una buena taza de café.
  • Trabajar en equipo: A veces la dinámica de un buen equipo ayuda a que entre todos se generen las ideas necesarias. No estoy hablando necesariamente de equipos acartonados que se sienten a deliberar como en una reunión de políticos, sino más bien, una reunión de amigos que libremente y entre comentarios concretos y uno que otro disparate, generan un ambiente en el que las ideas surjen de manera natural y sin prejuicios; esto puede generar un nivel de sinergia que convierta al equipo en una fábrica de ideas.
  • Practicar un hobby:  Muchos pueden disfrutar de algún deporte, juegos de mesa, juegos de video o actividades artísticas entre otros y mientras hacen esto, la mejora en la actitud hacia los retos puede ser tal que ayude a superarlos.
Estos son solo algunos ejemplos, muy a mi experiencia personal, pero la conclusión que te quiero dejar es que debes conocer que elemento ayuda a mejorar tu actitud y a hacer más amenos los momentos de tu vida y tratar de mezclar este elemento con los procesos de generación de ideas y solución de problemas que enfrentes. Te advierto eso sí, que debes tener presente que tu primer reto creativo puede ser cómo incorporar tu elemento a cada situación, pero confío en que sabrás como y saldrás adelante con lo que te propongas.
Encuentra tu elemento y utilízalo como una herramienta más que apoye tus retos diarios.

Si te gustó, compártelo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario