jueves, 26 de febrero de 2015

Cómo evitar que la falta de fuerza de voluntad, sea una excusa para no hacer realidad tus ideas

Foto Pixabay
Todos tenemos metas por cumplir y muchas de ellas a pesar de que sabemos que es importante alcanzarlas y que contamos con los medios para hacerlo, se mantienen distantes. Estas metas generalmente requieren constancia y la generación de ciertos hábitos ya sea de una manera permanente o temporal. Puedes tener metas relacionadas con tu salud, tu desarrollo profesional o crecimiento personal, u otras relativamente sencillas como leerse un libro que requieres. Pero todo depende de tu fuerza de voluntad.

En los años 70 un psicólogo estadounidense realizó un experimento llamado la "prueba del masmelo". En esta prueba a un grupo de niños se les ponía un masmelo en un plato y el investigador dejaba la habitación, no sin antes decirle al niño que se podía comer el dulce en cualquier momento, pero que si esperaba a que regresara le daría 2; pero si se lo comía únicamente tendría derecho a uno. La meta era evaluar el autocontrol y posteriormente que esta capacidad podría resultar en una mayor facilidad para que los individuos tuvieran un mejore desempeño académico y desarrollo profesional al tener una mejor toma de decisiones.

En varios estudios las personas han mencionado su falta de voluntad como el principal obstáculo para no lograr sus metas. Pero al final el ceder ante una tentación es una decisión personal, así que si lo piensas mejor lo que evita que logres mucho de lo que quieres es algo que reside en ti; en tu mente.

Tu cerebro desafortunadamente cede mucho ante las experiencias placenteras, sobre todo si las ves a corto plazo; es así como por ejemplo, una meta como perder peso, puede verse mucho más distante que comerse un trozo de pastel de chocolate. Tu cerebro te ayudará a justificar que esa pequeña tentación no va a afectar el logro de tu meta de estar en forma y te parecerá muy lógico ya que los resultados de una dieta se ven en varias semanas y ese trozo de pastel está aquí y ahora.

Sin embargo, se han encontrado dos cosas importantes de la fuerza de voluntad; una es que es un recurso escaso; cuando te controlas y usas tu fuerza de voluntad por mucho tiempo, te fatigas y eso te hace susceptible de caer en tentaciones posteriores. El otro hallazgo de los estudios realizados es que tu fuerza de voluntad se puede ejercitar y mejorar tu nivel de autocontrol, lo cual te ayudará a lograr de una manera más fácil las metas que te propongas y generes los hábitos que deseas.

Algunas de las maneras para ejercitar tu fuerza de voluntad son las siguientes:
  • Interiorizar la meta mayor: Una base para fortalecer tu fuerza de voluntad son tus creencias y motivaciones. Si logras convencerte de que lo que haces lleva a un bien mayor te será más fácil ignorar las tentaciones momentáneas y superar esas que llevan a la satisfacción instantánea sobre la que te defines a largo plazo.
  • Establecer reglas prediseñadas: Según mencionan si te defines reglas del tipo "Si <<tentación>> entonces <<acción>>" y las haces parte de ti, evitarás enfrentarte a una toma de decisiones en las que puedes perder contigo mismo. Apégate a tus reglas.
  • Comer bien: Se ha encontrado que cuando estas bajo de glucosa tu capacidad de autocontrol se resiente y tu voluntad se agota más rápidamente. No quiero decir que debes comer dulces, solo que no debes saltarte tus comidas normales si estás en proceso de generar un hábito o lograr metas que requieren de tu compromiso y fuerza de voluntad.
  • Actos de generosidad: Si en el momento de detectar una tentación encuentras y logras hacer un acto de bondad, la sensación que deja una buena acción fortalecerá tu voluntad.
  • Llevar un registro del proceso:  Si llevas un registro de tus logros y errores, podrás tomar decisiones y establecerte metas. Además te será más fácil perdonarte y evitar que el ceder ante una tentación, ta haga caer del todo ya que podrás ver que es solo un error pequeño y que has sido capaz de mantener tu voluntad por más tiempo del que crees.
  • Tener metas constantes: Si te propones una metas pequeñas que puedas estar logrando irás fortaleciendo tu autocontrol y tu perseverancia, Por ejemplo si te propones leer un libro determinado, trata de establecer días y tiempos para hacerlo de manera recurrente. Por ejemplo decir que vas a dedicarle una hora tres días a la semana y cumplirlo. El logro de estas metas puede repercutir en tu capacidad de enfrentarte a compromisos más demandantes.
  • Deja de usar el piloto automático: Básicamente es aprender a estar consciente de lo que sucede en tu día a día y así poder ejercer el autocontrol cuando lo requieres. Hay muchas cosas de nuestra rutina que hacemos casi sin pensarlo, pero es en estos momentos en los que se puede caer más fácilmente.
La fuerza de voluntad puede frenar más del 80% de los impulsos no deseados. Pero debes estar consciente de tu vida para poder ejercer el auto control. 
No está de más dejarte claro que el fortalecimiento de tu fuerza de voluntad es vital para adquirir nuevas habilidades, poder trabajar de una manera constante y decidida para hacer realidad tus ideas o establecer la dedicación necesaria para resolver problemas.

Si quieres leer más visita las siguientes fuentes que usé para este artículo:

7 formas de aumentar tu fuerza de voluntad
La fuerza de voluntad también se entrena
Lo que necesita saber de la fuerza de voluntad (PDF)

Si te gustó, compártelo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario