jueves, 12 de marzo de 2015

¿Existen aún las ideas 100% originales?

Foto Splitshire
Estamos en un mundo lleno de ideas; vemos constantemente en los medios de comunicación, conceptos innovadores que revolucionan desde nuestra vida personal hasta la manera como hacemos negocios. Afortunadamente aún hay personas que no creen que todo está inventado y que siempre hay cosas por mejorar. Pero qué tan originales son estas ideas?... es más, ¿Existen aún las ideas completamente originales?

La verdad, si una idea es original, depende de la manera en como se vea. Quizás pueden existir ingredientes únicos, pero en gran parte, son las combinaciones de ideas las que generan un nuevo producto o servicio original. Si te pones a analizar; casi todas las ideas que ves, cuentan con componentes de otros autores.

Kirby Ferguson, en su excelente serie "Everything is a Remix", que puede ser vista gratis y en línea, presenta varios casos en los cuales demuestra que aún algunas cosas que puedes considerar totalmente innovadoras, cuentan con elementos de otros autores y plantea además que el fortalecimiento de leyes de protección intelectual puede inclusive ir en contra de la generación de ideas, antes que proteger el trabajo creativo. En pocas palabras, muchas de las nuevas creaciones, tienen en sus bases ideas de autores anteriores; pero esto no debe tomarse siempre como un plagio, sino como un componente del proceso creativo.
Los grandes artistas copian, los genios roban. Pablo Picasso
Hay quienes se atreven a plantear que no existe la invención, sino el descubrimiento Es así como algunos afirman que por ejemplo, no es cierto que el avión fue inventado, sinó que se descubrió que construyendo una estructura de cierta manera y aplicando algunas leyes de física y otras ciencias, se hace posible que algo más pesado que el aire, pueda suspenderse por un periodo de tiempo determinado y bajo ciertas condiciones. Este concepto, quedará a discreción de cada quien; pero en últimas no es que sea una creación del todo original, sino que su originalidad radica en el resultado de la combinación y en los nuevos beneficios que genera.

Es bueno tener presente esto ya que es muy común que puedas tener una idea que crees que es demasiado original como para compartirla y la guardas celosamente. Pero no debes olvidar que para llevarla a cabo, debes mostrarla en algún momento y que independiente de los procesos legales que adelantes, puede que tu idea, generada en una combinación de otros conceptos, sea en un futuro la base para nuevas creaciones. Además recuerda que vives en un mundo de más 7 mil millones de habitantes y que alguien más en el mundo puede estar pensando lo mismo que tu e inclusive ir un poco más adelantado.
Para muchos durante mucho tiempo, el inventor del teléfono fue Alexander Graham Bell, pero realmente fue Antonio Meucci. Graham Bell fue solo el primero en patentarlo.
Las ideas aportan al mundo no solo por que sean completamente originales o no, sino porque son ejecutadas y generan un beneficio tangible y real. Algunas son innovadoras porque aplican elementos de otros contextos en la solución de un problema determinado; sin decir que el método sea creado por quien lo aplica. Está bien que trates de proteger tus ideas valiosas y asegurar tu autoría de alguna manera, pero recuerda que en últimas deberás hacerla realidad y en el mundo real todo puede pasar; de hecho si te pones a pensar de más, puede que alguien se te adelante.

En conclusión, si crees que tienes una idea demasiado original, puede que no lo sea un 100%, y generalmente el mundo no recuerda al primero que se le ocurrió, sino a quien primero la hizo realidad. Olvídate de la soberbia y evita que el extremo cuidado por tus derechos intelectuales obstaculicen tu ejecución.
Si tienes una idea muy buena, lo mejor que puedes hacer para asegurarla, es ser el primero en ejecutarla bien. Si su aporte al mundo es valioso, de seguro, siempre te la atribuirán, más allá de que exista o no una protección legal.
¿Tu que opinas? me gustaría saber que piensas... te invito a dejar tu comentario.

Si te gustó, compártelo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario