miércoles, 10 de julio de 2013

La creatividad y la humildad

Foto por leroys
Digamos que ya cuentas con la confianza necesaria para aceptar tu capacidad creativa y has logrado participar en procesos de generación de ideas apoyando equipos en la solución de problemas de diferentes temas. Asumamos que has generado una cantidad de ideas considerable, algunas muy buenas y otras no tanto; pero has aprendido a aceptar los éxitos y los fracasos como parte del proceso. ¿Qué has logrado con esto?, ¿Eres mejor que los demás?.

Siempre he hablado que la creatividad no es una capacidad sobrehumana, aunque no he desconocido las características personales que hacen que se reconozca más esta habilidad en unos individuos más que en otros; sin embargo, poder apoyar equipos multidisciplinarios en sus procesos de generación de ideas, no te hace experto en todo. Si bien es cierto que el tratar de apoyar equipos heterogéneos te puede dar cierta capacidad de generar ideas sobre temas que no son directamente de tu área de conocimiento principal; esto no te hace un especialista y debes ser humilde cuando hagas cualquier aporte.

En mi experiencia profesional he participado en proyectos de diferentes áreas de negocio, pero siempre hemos debido contar con expertos en cada tema para poder garantizar que las ideas propuestas sean analizadas correctamente y en caso de contar con una aprobación, se ejecuten de una manera adecuada. Está bien aceptar que aunque la idea haya sido tuya, el apoyarse en otros para que se implemente adecuadamente no le quita valor a tu aporte y que por el contrario, fortalece tu capacidad de trabajar en equipo, la cual es vital para lograr alcanzar los beneficios de una buena idea.
La humildad de aceptar que hay partes de tu idea, por fuera de tu dominio, puede ser un factor vital para el éxito. 
Aunque tengas conocimientos de diferentes temas, éstos pueden ser limitados y es importante contar con personas que tengan la experiencia, los criterios y a veces el reconocimiento en cada cosa para estar tranquilos con una idea o solución planteada. Esto es muy común en emprendimientos, donde no siempre el fundador de la empresa, se convierte en un buen CEO y si quiere garantizar el éxito y continuidad de su idea como empresa, debe ser humilde y dejar actuar al experto, como sucedió con Zynga. Tu capacidad creativa no implica que debas ser siempre el "hombre orquesta", que debe crear, planear, presentar y ejecutar todo. Quizás haya momentos en los que estés en capacidad de participar en cada fase de la implementación de tus ideas, pero habrá momentos en los que debes aceptar que tus aportes se verán limitados al explicar el qué, pero la capacidad de definir el cómo, estará en poder de otros. Por eso es importante contar con las personas adecuadas en tu equipo de apoyo.

Nunca debes limitar tus ideas a tu dominio de conocimiento, pero debes se consciente cuando estés por fuera de él, para dar tus opiniones de una manera respetuosa y correcta; así quienes sean expertos en el tema te podrán corregir, orientar o apoyar adecuadamente, y no generarás conflictos innecesarios.


Si te gustó, compártelo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario