jueves, 25 de diciembre de 2014

Las razones por las que no sigues adelante con una idea

Imagen de Splitshire
Cuando tienes una idea que te llama la atención, tu instinto te repetirá constantemente que hagas algo con ella. Si no haces caso, irremediablemente te enfrentarás al reproche constante de esa vocesita en tu cabeza que te preguntará ¿Por qué razón no lo hiciste?. Así que antes de echar tus ideas en el olvido y despreciar sin razón tus capacidades creativas, te recomiendo que tengas presente lo que te voy a decir.

Desde mi experiencia, puedes decidir no ejecutar una buena idea sin intentar, por dos razones principales; la primera, porque realmente las analizaste en detalle y encontraste que no era una buena idea y la segunda, porque existen condiciones incontrolables en el momento que hacen que tu idea no sea viable, tales como falta de recursos, decisiones externas, condiciones de mercado o dificultades técnicas. Para el primer caso, si realmente hiciste el análisis a consciencia, podrás continuar con tu vida tranquilo; con respecto a la segunda, debes tener esa idea en espera ya que las restricciones on generalmente temporales y es necesario estar monitoreando constantemente el entorno, para actuar ante primera oportunidad de llevarla a cabo.

Es importante que tengas presente que sin importar lo que decidas, cualquier emprendimiento o intento de hacer realidad una idea, presenta unos riesgos, que debes identificar y analizar en detalle; pero he visto buenas ideas perecer por razones diferentes a las mencionadas y desafortunadamente son las más comunes. Entre estas están:
  • Incertidumbre. Puedes decidir no hacer nada por no saber si vas a tener éxito o no, cuando la verdad es que nunca podrás actuar conociendo la totalidad de los factores que afectan tu idea y la única manera de saber si algo funciona es intentándolo. Debes aceptar que por mucho que planees nunca podrás cubrir todas las condiciones y aspectos de tu idea y que siempre deberás actuar con algún nivel de incertidumbre.
  • Falta de TODAS las condiciones adecuadas. Puedes dejar perder una idea esperando a que se den todas las condiciones para poderla hacer realidad. Si bien mencionaba que se debe estar atento al momento en el que las condiciones sea propicias para la ejecución de una idea, también es cierto que esto aplica solo a aquellas críticas de la misma, mas no a todas. Si esperas a que se cumpla el 100% de lo que esperas, quizás nunca hagas nada, por lo que debes saber qué realmente necesitas para inciar.
  • Falta de confianza en ti mismo. Cuando intentes hacer algo, muchos se esforzarán por resaltarte la dificultad, la falta de oportunidad, la escasez de recursos, tu carencia de ciertas habilidades etc. Si bien es importante saber escuchar consejos, en este momento si decides no hacer nada no es por el "consejo" de los demás, sino porque tu decidiste hacerles caso. Debes estar seguro de que analizaste bien los puntos de vista de los demás.
  • Miedo al fracaso. El hecho de enfrentar el fracaso y tener que dar explicaciones es quizás uno de los sentimientos más incómodos. Pero el fracaso es un riesgo que más que temer, debes aprender a controlar y enfocar para tratar de evitarlo y aprender de él cuando ocurre. Dicen que pocas veces se aprende del éxito, pero que siempre se puede aprender de los fracasos.
  • Falta de voluntad. Muchas veces el hecho de no hacer nada con una idea es únicamente una decisión personal, la cual generalmente va asociada a una de las trampas más peligrosas de nuestro cerebro; la racionalización. Si piensas bien, siempre encontrarás una excusa razonable para no haber actuado, pero otra cosa es que esa sea la razón real
Existe muchas otras razones, pero quizás estas sean las que para mí son más relevantes. A lo que te invito es que antes de decidir posponer la ejecución de una idea o de simplemente no hacer nada con ella, hagas un análisis detallado y consciente. Así no solo aumentarás tu capacidad de análisis y ejecución de ideas, sino también tendrás la consciencia tranquila más adelante cuando te cuestiones lo que has hecho con cada producto de tu creatividad.

Si te gustó, compártelo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario