jueves, 15 de mayo de 2014

¿Qué necesitas para hacer realidad tus ideas?

Foto por nightawk7
Siempre he mencionado la gran capacidad que todos tenemos de generar ideas, pero desafortunadamente de tener ideas a hacerlas realidad, hay un camino por recorrer que exige algunas cosas con las que no siempre puedes contar. El temor creado por nosotros mismos o infundido por otros hace que ni siquiera intentes hacer realidad tus sueños, corriendo el riesgo de convertirte en alguien frustrado que solo se lamenta de lo que pudo haber logrado y ni siquiera intentó.
Te mencionaré algunos obstáculos por los que normalmente he visto a las personas que dejan sus ideas de lado para conformarse con su realidad.

Recursos

Este es quizás el primero y más importante problema y lo peor es que derrumba ideas sin siquiera analizarlo. Siempre puedes pensar que no tienes el dinero suficiente, te falta tiempo o que no tienes los implementos para comenzar a llevar a cabo tu idea; pero ¿sabes realmente cuánto puede costar?, ¿ya analizaste qué es lo que necesitas? o simplemente piensas que puede ser muy caro o difícil de conseguir tus insumos. Puede que existan muchas alternativas de bajo costo o inclusive gratuitas para lograr lo que quieres. Y con respecto al tiempo, lamentablemente si quieres algo, debes encontrar la manera de sacarlo ya que nadie te lo va a dar. Si el problema es dinero, son muchas las alternativas como Kickstarter, Kiva e inclusive instituciones en tu ciudad que pueden financiar un buen proyecto si la idea se sabe vender.

Conocimientos

Muchas veces consideras que no estás preparado para hacer realidad tus proyectos por no contar con los conocimientos necesarios; pero ¿te has puesto a pensar qué es lo que realmente necesitas saber para lograr lo que quieres?.
He conocido casos en los que no se hace al menos ese análisis inicial y muchas veces el acceso al conocimiento es de bajo costo, o gratis; puede que tus talentos naturales te ayuden y en otros casos puedes acudir a instituciones que apoyan el emprendimiento donde si planteas adecuadamente tu idea, puedes acceder a la asesoría de expertos. Lo importante es que por lo menos analices qué es lo que te falta saber para poder definir cómo lo puedes aprender.

Incertidumbre

Muchas veces puedes no actuar por desconocer si vas tener éxito o no; pero por mucho que preguntes, por mucho que planees y por mucho que te prepares, debes entender que ninguna idea se lleva a cabo con la total certeza de su éxito. Cuando emprendes siempre debes aprender a aceptar la incertidumbre y comprender que la única manera real de si que tu idea es buena o no es intentando llevarla a cabo. No debes descartar además que a veces esos elementos incontrolables pueden jugar a tu favor, pero el temor nos hace ponerlos siempre en contra.

Tolerancia al fallo

No todo sale bien al primer intento; como lo decía en el punto anterior, la certeza real no existe ya que desafortunadamente siempre deberás actuar sin el total control de las condiciones de tu entorno. Debes comprender que el fallo y la mejora son parte del proceso iterativo que ayudará a evolucionar tu idea para que alcance el nivel necesario para ser exitosa o quizás para que puedas decidir otro camino. Pero siempre debes intentar.

Pasión

Cuando una idea te apasiona realmente encontrarás la forma de sacarla adelante. La falta de pasión por una idea se pone en evidencia cuando cualquiera de los obstáculos anteriores cobran mayor fuerza. Si te falta pasión por algo, quizás debes reconsiderar lo que realmente quieres y cambiar a una idea que te guste tanto que siempre encuentres soluciones y no problemas. Son muchas las historias de personajes exitosos a los que la pasión por su idea los llevo a aguantar, tolerar, caer y aprender hasta que lograron lo que querían. Para mi este es quizás uno de los mayores recursos de un innovador y solucionador de problemas.

Perseverancia

Intentar, intentar, intentar... de eso se trata. Quizás encuentres un momento en el que debes decidir parar pero primero debes agotar todas las posibilidades.

Paciencia

Si lograste superar cualquiera de los obstáculos anteriores y aún no llegas, solo te queda ser paciente; pero no estoy hablando de la paciencia pasiva, sino de la paciencia que requieres para perseverar, para respirar profundo cuando caes y te levantas confiando en que en algún momento lograrás tus objetivos.

En conclusión, para hacer realidad tus ideas debes llevarlas en lo posible a un plan concreto en el que puedas detectar lo que necesitas para alcanzarlas. Sin ese plan concreto, sin esa lista de requisitos definida, nunca podrás iniciar tu camino de manera adecuada; sé que la incertidumbre siempre estará allí, pero se debe trabajar siempre con lo que más se conoce y actuar de acuerdo a esto; para lo demás, confía en tu creatividad y en un buen equipo de trabajo. Evita castigar tus ideas con obstáculos que ni siquiera has analizado.

Te comparto este video sobre los "8 secretos del éxito" que me parece que en solo 3 minutos resume lo que se requiere para ser exitoso y que complementa de gran manera este artículo.
Ahora, si tienes algo más de tiempo, te recomiendo lo que podría llamarse la continuación "El éxito es un camino contínuo".

Si te gustó, compártelo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario